Importancia de las imágenes religiosas

Se denomina como arte religioso, principalmente, a la producción de imágenes y obras de arte fundamentadas en pasajes bíblicos y figuras centrales del imaginario católico occidental.

Este género artístico tiene sus orígenes en la consolidación de la fe, y cruza la historia del arte desde la época pre- románica hasta el neoclasicismo del siglo XIX, donde comienza a perder fuerza. En América Latina se destaca como eje primordial del arte colonial

Cabe destacar que hasta el día de hoy se siguen produciendo obras con motivos religiosos .


Nuestra Señora del Maule

Artista: Carlos Moya Villalobos

Las obras de Moya tienen un indudable valor estético, potenciado por su valor simbólico espiritual. Si al contemplar las esculturas descubrimos belleza, dada por las proporciones, volúmenes y el delicado tallado, se nos devela belleza, también, cuando en la contemplación nos encontramos con la oración, es decir, nos acerca a la experiencia de lo sagrado. De esta manera la obra nos conecta con dos esferas: una sensible y otra espiritual; la primera percibida por nuestros sentidos, que traducen esta materia y sus volúmenes en un fenómeno estético y la segunda percibida por nuestra espiritualidad, que encuentra en estas formas un vehículo efectivo para vincularnos con lo divino. 

Nuestra Señora del Maule (Templo Catedral de Linares) la Virgen según su autor: ” tiene una fisonomía que es como verse una mujer campesina o una pobladora que le ha tocado trabajar mucho, entonces sus manos son robustas y de esta manera se identifica con ella y le sirve, luego, para encontrarse con sí misma. Viendo que la evangelización y el mensaje de salvación están en lo que hacemos cotidianamente, en nuestra cultura, ver al trabajo como presencia salvadora”